Desgarro Anillo Fibroso

Añade aquí tu texto de cabecera

El anillo fibroso es la parte exterior y más resistente del disco intervertebral. Este anillo se puede desgarrar o romper, provocando un Desgarro Anillo Fibroso. Los discos intervertebrales funcionan como amortiguadores entre las vertebras, dándole soporte a las estructuras óseas del cuello y espalda. Se puede generar un desgarro del anillo si se ejerce mucha presión sobre un disco, tanto como por las actividades del día a día, como sentarse, ponerse de pie o como resultado de traumatismos en la columna.

La compresión de estructuras nerviosas que pueden ser causadas por un desgarro de anillo puede desencadenar en múltiples síntomas, entre los cuales están:

  • Hormigueo
  • Adormecimiento
  • Debilidad muscular
  • Dolor crónico
  • Dolor que viaja a lo largo del recorrido de la raíz nerviosa

El dolor es usualmente el factor que hace que el paciente busque tratamiento. Antes de que su médico pueda recomendarle un procedimiento, deberá realizar un proceso diagnóstico, para lo cual necesitará realizar:

  • Examen físico : valorar en una exploración física la fuerza y los reflejos del paciente. Esto puede determinar la extensión de la lesión y es muy importante ya que un desgarro anular que genera dolor en la columna lumbar puede evolucionar a otras patologías que se presentan como dolor lumbociático.
  • Resonancia magnética: Nos ayuda a visualizar con detalle las imágenes de partes blandas y óseas de cuello y columna.
  • Discografía: Este método es generalmente muy efectivo para diagnosticar un desgarro anular. Un tinte es inyectado en el disco, dando al médico una imagen clara de cualquier daño discal que pueda estar presente. La discografía no es usada de forma rutinaria de forma preoperatoria, sino que se realiza como una primera fase del a intervención quirúrgica.

Una vez diagnosticado un Desgarro Anillo Fibroso se le ofrecerán una serie de tratamientos conservadores para ayudar a reducir el dolor. Los tratamientos conservadores no tratan la patología pero sí reducen los síntomas de dolor mientras su propio cuerpo sana el proceso mediante la desinflamación.


El ejercicio físico que fortalece la musculatura abdominal y dorsal suele ser el pilar del tratamiento conservador, seguido de una correcta pauta medicamentosa con antiinflamatorios y analgésicos. Muchos pacientes encuentran alivio mediante este tipo de tratamiento.


Este proceso puede tardar varios meses, sin embargo, si después de un tiempo aún sigue sintiendo dolor y otros síntomas, deberá contactar con su médico y conversar sobre los procedimientos mínimamente invasivos disponibles para su patología. Tratamientos que pueden aliviar el dolor generado por un desgarro anillo fibroso:

  • Bloqueo foraminal y facetaría
  • Nucleoplastía y anuloplastía del disco con ayuda de láser
  • Lavado intradiscal
  • Extracción de fragmentos discales si la discopatía evoluciona a hernia

Solicita una hora ingresando AQUI o llámanos al +56 2 3224 9679 o +56 9 56191496.