Artrosis Facetaria

Añade aquí tu texto de cabecera

La articulaciones facetarias son articulaciones que conectan las vertebras por su parte posterior. Esta articulación, como muchas otras en nuestro cuerpo, tiene un recubrimiento de cartílago que favorece un desplazamiento suave entre sus partes, siendo protegida por una cápsula que rodea la articulación. La función de esta articulación es la de otorgar estabilidad, movilidad y soporte a la columna. Cada vertebra tiene dos articulaciones facetarias, una a cada lado.
La Artrosis Facetaria ocurre cuando la articulación se degenera. Aunque puede ocurrir en toda la columna, es mucho más frecuente en la zona lumbar (parte baja de la columna). El cartílago comienza a degenerarse por la edad o por traumatismos. Otra posible causa de Artrosis Facetaria es la espondilolistesis (desplazamiento anormal de una vertebra sobre la otra) situación en la que se sobrecarga la articulación facetaria.

El dolor generado por una Artrosis Facetaria es usualmente localizado en área afectada de la articulación. Cuando estas articulaciones se deforman pueden generar dolores irradiados a extremidades ya que puede comprimir las estructuras nerviosas en su paso de salida de la columna.

Si usted está sufriendo de dolor de cuello o columna y presenta síntomas como rigidez y limitación de movilidad, debe consultar con nuestros médicos.
Este es el proceso diagnóstico de una Artrosis Facetaria:

  • Revisión de su historia médica: Nuestros médicos revisaran su historia médica para determinar si su estilo de vida ha contribuido a la aparición de su dolor.
  • Revisión de su historial familiar: La artrosis es una causa común de patología de la articulación facetaria y se cree tener un componente genético. Nuestros médicos revisarán sus historia familiar para determinar si está predispuesto a generar la enfermedad.
  • Examen físico: Nuestros médicos realizarán una minuciosa exploración física valorando entre otras cosas su rango de movimiento.
  • Pruebas de imagen: Rayos X, resonancia magnética o scanner pueden ser recomendados para confirmar la presencia de Artrosis Facetaria y asegurar que no haya otras causas detrás que estén participando en la generación del dolor.

Como existen muchas causas de dolor de cuello y columna, es importante hacer un diagnóstico preciso de la Artrosis Facetaria. Una vez hecho el diagnóstico y sabemos que ésta es la principal causa de dolor, se opta por diferentes tratamientos.

Tratamiento conservador: Incluyen kinesioterapia, cambios en el estilo de vida y medicamentos analgésicos y antiinflamatorios.

Tratamiento conservador: Incluyen kinesioterapia, cambios en el estilo de vida y medicamentos analgésicos y antiinflamatorios.

Sin embargo, si los tratamientos conservadores no otorgan un alivio prolongado y efectivo de los síntomas, debería contactar a nuestros médicos para discutir la posibilidad de realizar una intervención mínimamente invasiva. Al contrario de las cirugías convencionales (abiertas) que tienen postoperatorios mas largos y conllevan riesgos inherentes, nuestras técnicas mínimamente invasivas obtienen los mismos resultados pero con menos agresión de tejidos circundantes, menor riesgo de complicaciones y un tiempo de recuperación mas corto. Específicamente a los pacientes con Artrosis Facetaria de columna se les pueden ofrecer los siguientes procedimientos:

Bloqueo facetario inyección de medicamentos analgésicos, antiinflamatorios y anestésicos en la articulación facetaria.

Neurectomía / Rizotomía percutánea con láseres un procedimiento mediante el cual, con una fibra láser se denerva (quita sensibilidad a la articulación), disminuyendo el dolor y la presión de la articulación y su cápsula.

Solicita una hora ingresando AQUI o llámanos al +56 2 3224 9679 o +56 9 56191496.